conflictos familiares

5 Reglas que no debes violar para solucionar los conflictos familiares

conflictos familiares

Autora: Carmen Simé

La familia está compuesta por personas con ideas, carácter, forma de pensar y sentir diferentes, por tal razón los conflictos familiares siempre estarán presentes.  No somos iguales y gracias a Dios porque sería muy aburrido.

Pero los conflictos familiares no tienen porqué ser un dolor de cabeza para los miembros de una familia, siempre y cuando se sigan las reglas apropiadas para resolver los problemas que surjan.  

Lo más probable es que creaste un plan de emergencia por si ocurre un terremoto, un huracán, un incendio, un atentado terrorista.  De igual forma debemos hacer un plan con nuestra familia para que los conflictos no destruyan nuestras relaciones.

Quiero compartir contigo cinco reglas para solucionar los conflictos que se te presenten, no sólo con tu familia, sino en cualquier situación de tu vida.  Si las aprendes y las pones en práctica, te darás cuenta que prevenir el daño a una relación es mucho mejor que tener que repararla.

Reglas para solucionar los conflictos familiares

1. No discutir enfrente de otras personas

 

Si tienes problemas con tu pareja, dime ¿Por qué tus hijos tienen que enterarse? De ninguna manera, deben resolver su situación a solas, porque cuando están solos, pueden mirarse a los ojos, se pueden pedir perdón, pueden abrazarse, llorar juntos si es necesario.  Por el contrario, cuando estás enfrente de otros el ego se infla y la intención de resolver el problema se esfuma, porque lo principal es demostrar a la audiencia que se tiene el poder y que tienes la razón, para pasar por víctima.

 

¿Tienes un hijo difícil? Sal con él a solas, a un partido de béisbol, a pescar, cualquier cosa, pero solos, donde ambos puedan hablar con sinceridad, sin que haya espectadores que puedan juzgar la conducta de uno o del otro.

Así que, si el problema es entre tú y yo, queda terminantemente prohibido discutir o pelear enfrente de otras personas.

 

Te puede interesar: 6 Pasos para llevarte bien con tu suegra


2. No involucrar a otros en nuestros conflictos

Surgió el conflicto y lo resolvimos a solas, pero qué sucede si yo al otro día llamo a mi madre para contarle todo lo que ocurrió y él llama a su mejor amigo y le cuenta su versión de los hechos.  El problema se hace más grave, porque hemos involucrado mentalmente a otra persona, lo que viola la regla número uno.

De esa manera es que se dañan las relaciones con la familia política, no es que sean malas suegras, cuñadas, etc.  es que nosotras nos encargamos de crear una imagen negativa de nuestra pareja frente a ellos, lo cual además es desleal.

Dicen los expertos que las tres razones principales por las que las parejas se pelean y se divorcian son: Alcohol, Infidelidad y la intervención de los familiares políticos, porque la pareja los involucra, para hacerse los mártires incomprendidos buscando refuerzos, entonces como sólo conocen una versión y no pueden ver el panorama completo, van creando una imagen distorsionada de la otra parte.

Esto no sólo se limita a la familia, no importa lo enojada que estés con alguien, en tu trabajo, en tu iglesia, en tu comunidad, arregla la situación con esa persona y no involucres a otros.  

 

Relacionado: 5 Sutiles errores de comunicación que cometen las parejas

3. Discutir un tema a la vez

 

Imagínate esta escena:

Llega la pareja a la casa después de un día de trabajo agotador, dice el esposo:

-Mi amor quiero usar el baño, pero está sucio.  

A lo que ella responde:

-Si está sucio, pues límpialo y no seas tan flojo, nunca me ayudas en la casa

El responde enojado y a grandes voces, ante la mirada asustada de sus hijos

-Ah si, soy un flojo y trabajo todo el día para que no les falte nada.

A lo que ella responde

-¿Qué no nos falta nada? Tenemos muchas necesidades porque no trabajas lo suficiente

Él se defiende

-Yo sé que estás cansada de mi, no creas que no me dí cuenta de la llamada misteriosa que respondiste de ese “viejo amigo”.

Te das cuenta como somos, de un problema saltamos a otro, créeme a todas nos ha pasado en algún momento, sin embargo hubiese sido tan fácil de resolver si sólo se enfocan en el primer problema que era limpiar el baño, quizás hacerlo juntos.  Ya luego se podían sentar a revisar sus finanzas para ver cómo podían generar más ingresos y poder cumplir con todos sus compromisos.  Entonces más tranquilos él pudo preguntarle sobre esa llamada misteriosa y de seguro ella tendría una explicación satisfactoria para él.

Recuerda un solo problema el que ha causado la situación, no traer problemas que ya estaban enterrados, cosas sin sentido que sólo buscan lastimar y hacer que el otro se sienta responsable de los problemas que suceden.
Un problema a la vez, y por supuesto todo a solas y sin involucrar  a terceros.

 

4. Perdonar: hacer borrón y cuenta nueva

 

Si llevas una libreta anotando cada cosa que te hace tu pareja, esta regla es para ti.  Esa lista negra es una herramienta que utilizamos con mucha frecuencia para lastimar  a los demás, haciéndonos pasar por víctimas.  No hay algo que dañe más una relación que acumular deudas del pasado.  Y de ninguna manera contribuirá a solucionar los conflictos que se presenten.

No está permitido traer al presente cosas que pasaron hace años y que dimos por sentado que estaban resueltas, son casos que ya fueron juzgados y no deben reabrirse.  Cuando hacemos eso es como abrir una herida que ya había cicatrizado hasta hacerla sangrar de nuevo, pero sabes qué es lo peor de esto, que las heridas que abres de nuevo, casi siempre se infectan.

Los conflictos se resuelven el mismo día o al otro día, si entendiste que algo no era importante y dejaste que pasara sin resolver, bórralo no es importante, perdiste la oportunidad de discutirlo.  Si es grave debes hablarlo a tiempo, si no lo es, simplemente debe ser destruído y no aparecer jamás.

5. No está permitido apuñalar la relación

 

¿Sabes que una relación entre dos seres humanos es un ente vivo?  Pues sí, una relación nace, crece, se fortalece, tienes que alimentarla y puede morir.  Si no fuera así, ¿Por qué un divorcio es tan doloroso?  Sencillo porque tenemos que ver morir la relación y es tan doloroso como si hubiésemos perdido a un ser querido.

Está permitido discutir y llegar a acuerdos, claro, siguiendo los pasos anteriores, pero siempre protegiendo la relación, debemos crear un muro de contención alrededor de ella para que lo que hacemos no la dañe.

Para lograr crear ese muro y tener una relación blindada evita las actitudes extremas y amenazas terminales como:

  • Esto se terminó
  • Si salgo por esa puerta no me verás jamás
  • No te necesito, de hecho nunca te he necesitado
  • Me voy a llevar los niños y jamás volverás a verlos
  • Si no cambias te vas a arrepentir
  • No sabes de lo que soy capaz
  • Estoy hablando con un abogado

Cuando utilizamos frases como estas estamos clavando un cuchillo a nuestra relación. Pero nuestro arsenal de armas mortales no termina ahí, también existen otras como: Los gritos, tirar cosas, romper, golpear, emborracharse, ser infiel, insultar, hablar mal de la familia del otro y la lista puede continuar, convirtiendo los conflictos familiares en una bola de nieve cada vez más grande.

Cuando un integrante de la familia pierde el control, debe alejarse el tiempo que necesite, para evitar protagonizar escenas que le hagan poco confiable y que dañe la relación.  Al discutir no deben llegar a faltarse el respeto, insultar o tener gritos histéricos.

A resolver los conflictos familiares no se aprende de la noche a la mañana, comparte estas reglas con la familia y recuérdenselas unos a otros para que poco a poco puedan tener una relación familiar sana, basada en el respeto y el amor.  Siempre eligiendo la opción de vivir en paz.

Un abrazo y hasta pronto!!!

 

Carmen Simé

 

Sobre la autora

Boletín gratis

Soy Carmen Simé blogger y planificadora financiera. Me encanta ayudar a las mujeres a vivir mejor, a mejorar su calidad humana, sus relaciones familiares, sus finanzas y a cultivar su interior. Creo contenido para llevar informaciones confiables con el único objetivo de que de alguna manera haga su carga un poco más ligera. En mi página de asesoría financiera (www.gestionatusfinanzaspersonales.com) las enseño a gestionar sus finanzas para que vivan mejor y puedan disfrutar el dinero con sus seres queridos.

 

 

One thought on “5 Reglas que no debes violar para solucionar los conflictos familiares

  1. Carmen, gracias por estas sencillas reglas, ahora se que los problemas vienen de una sola fuente, el no comunicar, el justificarse y no confrontar las diferencias,

    1. Así es Jesús, me alegro que puedas ponerlas en práctica. Debemos elegir vivir en paz, cuando estamos conscientes todo el tiempo de eso vamos a tratar de que nuestras diferencias no destruyan nuestras relaciones.

Los comentarios están cerrados.