4 Etapas para salir fortalecida de una crisis

tiempos de crisis

Cómo enfrentas la crisis puede hacer la diferencia

 

Cada día nos enfrentamos a tomar una serie de decisiones en nuestra vida, sin muchas veces darnos cuenta que no tomar de manera correcta una de esas decisiones nos puede sumergir en una profunda crisis de la que sólo saldremos si la enfrentamos de la manera correcta.

“En esta vida hay que morir varias veces para después renacer.  Y las crisis, aunque atemorizan, nos sirven para cancelar una época e inaugurar otra”.  Eugenio Trias filósofo español (1942-2013).

Voy a compartir contigo las cuatro etapas, que según mi criterio y mi experiencia podemos experimentar en cualquier crisis a la que nos enfrentemos, muchas de nosotras nos rendimos en la número dos, pero quiero motivarte a que puedas completar las cuatro etapas para salir fortalecida de una crisis.

Desconsuelo - Josep Llimona
Desconsuelo – Josep Llimona

1. Etapa del desconsuelo

 

En esta etapa de la crisis, perdemos la energía, estamos débiles, sentimos que se terminó el oxígeno en el planeta, que nos movemos sobre arena movediza.  Esta etapa es aun más fuerte cuando vemos a nuestros seres queridos afectados, cuando no tenemos el control de la situación, nos sentimos atadas de pies y manos.

El desconsuelo tiene el poder de aniquilarnos, la única forma de expresar el desconsuelo es a  través de las lágrimas, llorar nos limpia el espejo del alma.  Muchos relacionan el llorar con debilidad o falta de fe, pero no es así las lágrimas son necesarias.

El problema no está en llorar, el problema está cuando nos ahogamos en nuestras lágrimas, nuestra actitud debe ser navegar sobre ellas y no debajo de ellas.

2. Etapa de estar angustiada

“La angustia es el vértigo de la libertad”. Sören Aabye Kierkegaard filósofo y teólogo Danés (1813-1855)

Cuando no logramos navegar sobre las lágrimas, caemos en esta etapa de angustia, la amargura se apodera de nosotras.

El diccionario define la Angustia como “Estado de intranquilidad o inquietud muy intensas, causado por algo desagradable o por la amenaza de una desgracia o peligro.  Aflicción o congoja. Agobio o sensación de opresión en la región torácica o abdominal que produce respiración fatigosa; generalmente no tiene causa precisa”.

Cuando nos encontramos en medio de una crisis experimentamos la mayor angustia cuando las personas que están cerca, de las que esperamos ayuda, en vez de alentarnos, nos culpan o nos dicen aquella frase que nadie quisiera escuchar “Yo te lo dije”.

Sabemos que cuando entramos en una crisis personal, viene dada por una decisión incorrecta, lo menos que necesitamos es que nos la recuerden cuando la tenemos muy bien grabadas en nuestros corazones.

Una angustia mal manejada puede ser desastrosa, porque nos puede sumergir en una profunda depresión.  Algunos aseguran que la depresión es el arma más eficaz de Satanás, porque con ella puede vencer y superar a cualquiera.  No permitas que tu angustia se convierta en depresión, si no puedes manejarla por ti misma, busca ayuda profesional, los psicólogos la califican como una enfermedad y com tal debe ser tratada.

Pero tranquila, no todo es malo en la angustia, cuando te encuentras en esta etapa hay dos caminos caer en la depresión o buscar la fortalecerte para seguir adelante.

3. Etapa de la Fortaleza

” Fortaleza es la muralla de un castillo, y también ponerte de pie cuando te has caido”. Autor anónimo

¿De dónde obtienes tú la fortaleza? ¿A quién consultas para no equivocarte de nuevo? Acaso en el horóscopo, Tarot, adivinadores del futuro, en amigas que te dicen lo que quieres escuchar.    Yo puedo contarte que la obtengo de la única fuente verdadera de fortaleza que es Dios. Cuando estoy en desconsuelo o angustia, levanto mis ojos al cielo y clamo a Dios por fortaleza y Él me dice, “tranquila no temas, he vencido al mundo”  Sólo Él puede mostrarme el camino correcto para salir de la crisis, Jesús dijo: “Separados de mí nada podéis hacer” Juan 15:5.

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones” Salmo 46:1

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” Filipenses 4:13

“Lo que no me mata, me fortalece” Friedrich Wilhelm Nietzsche Filósofo Alemán

“Lo que lastima mi cuerpo, fortalece mi espíritu” Autor Anónimo

Te invito a buscar la dirección y fortaleza de Dios a través de Su Palabra, el Espírtu Santo te guiará hacia toda verdad y esa verdad te hará libre.  Y cuando experimentes esa fortaleza, cuando ya no pises sobre arena movediza, sino que sientas tierra firme debajo de tus pies, experimentarás primero paz en tu corazón, fe aunque aún no puedas ver el final y estarás lista para experimentar la última etapa: La Victoria.

4. Etapa de La Victoria

Experimentar la fortaleza de Dios en un tiempo de crisis nos lleva a darnos cuenta que la victoria es inevitable, las ideas fluirán en tu mente, puertas se abrirán, esa victoria que surge cuando atraviesas ese desierto de desconsuelo y angustia, pero también ese oasis de fortaleza, no es una victoria cualquiera, de ninguna manera, a través de ella logramos:

  • Reivindicarnos y tomar el camino correcto
  • Según la voluntad de Dios recuperaremos lo que hemos perdido
  • Volvemos a sonreír
  • Recibimos paz en nuestro corazón y nuestra mente, eliminando todo aquello que nos angustiaba.
  • No contaminar o envenenar nuestro corazón con sentimientos de rencor o amargura.
  • Recuperar amistades y relaciones rotas.
  • Sobre todo nos liberamos y volvemos a extender nuestras alas y volar muy alto.

 

mujer en victoria

Amada lectora, se puede salir fortalecida de una crisis, sólo no te quedes en la angustia, como ves puedes experimentar la victoria, salir fortalecida y lista para enfrentar cualquier situación que se te presente.

“Caer está permitido, ¡Levantarse es obligatorio!” Proverbio Ruso

“Lo que ahoga a alguien no es caerse al río, sino mantenerse sumergido en él” Paulo Coelho

¡NO TE RINDAS! Hay algo mejor para ti.

 

Un abrazo, hasta pronto!!!

 

Imágenes: GRATISOGRAPHY – http://levantandoacristo.cl/ – Desconsuelo – Josep Llimona

 

 

One thought on “4 Etapas para salir fortalecida de una crisis

Los comentarios están cerrados.